Información

El Uruguay tiene una de las tasas de acceso a agua potable más altas de América Latina y el Caribe, llegando al 93,4% de los hogares.

La población de nuestro país que aún carece de acceso al agua potable vive en su mayoría en las zonas rurales.

En cuanto al saneamiento, el 55,4% de los hogares del país tienen acceso a la red de alcantarillado.

El consumo medio de agua de una familia tipo en Uruguay (3 o 4 personas) mensualmente es de entre 80 y 150 litros por día por persona.

En Uruguay, 86% del agua dulce es para riego, para sustentar la agricultura, el 9% es para abastecer a la población, el 3% es destinado a la industria y el 2% a otros usos.

Se proyecta que para el 2025 la accesibilidad de agua dulce per cápita descenderá 5.100 metros cúbicos, al sumarse otros 2.000 millones de habitantes al mundo.

La ONU reconoce al agua potable y al saneamiento básico como derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.

La población de nuestro país que aún carece de acceso al agua potable vive en su mayoría en las zonas rurales.

En cuanto al saneamiento, el 55,4% de los hogares del país tienen acceso a la red de alcantarillado.

El consumo medio de agua de una familia tipo en Uruguay (3 o 4 personas) mensualmente es de entre 80 y 150 litros por día por persona.

El 80% de las enfermedades más comunes en las regiones en desarrollo (diarreas, fiebre, dengue, malaria), están relacionadas con la calidad del agua.

El 70,8% de la superficie terrestre está ocupada por el agua, pero solamente el 2,5% es apta para consumo.

El suministro adecuado de agua potable y de saneamiento, podrían reducir hasta en un 75% las enfermedades y muertes.

La descarga de un inodoro consume entre 7.5 y 26.5 litros de agua, siendo el lugar donde más se utiliza el agua.

Lavar los platos supone un consumo de 100 litros de agua y limpiar el coche con manguera ocasiona un gasto de hasta 500 litros de agua.

Durante una ducha de sólo cinco minutos se utilizan entre 95 y 190 litros de agua.

Una canilla que gotea desperdicia más de 75 litros de agua por día.

En promedio, las personas utilizan por día 190 litros de agua.

Se necesitan unos 25.700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas.